Poema #66

publicado por forunkulo el 6.11.2017 / 0:59hs. en Poemas

Podés ser abandonado por tu hermano,
por tu sangre: tu sangre puede fugarse por un insignificante agujero de luz,
por ahí miras el universo, agazapado en tu ritual.
Podés sentir mucho miedo,
mucho desamor,
mucho desencanto junto.
En eso, algo vuelve a reírse:
es energía contaminante.
Sos el rehén de la portada.

El pálido sol puede ser hiriente.
Un huracán puede parecer agresivo,
pero sentirás la brisa, el polvo en tu nariz,
olor a flores y árboles volando,
en rededor.
Las putas pueden insinuar deslealtad.
Podés ser olvidado por todo el mundo, incluso,
tu memoria puede traicionarte,
repentinamente.

Y aunque estés rodeado de cuerpos delirantes:
siempre
se
pondrá
en
juego
el
hecho
de
estar
solo
como
una
rata.

A donde camines,
los hoteles parecerán sucios bajo tus pies.
Y el policía será un ser despiadado frente a tus ojos.
Sos el alucinante rehén de la portada.

Los lugares están siempre repletos de especies feroces,
tan oscuros
y propicios para seccionar al cerebro,
con una nueva Ley vegetativa, campante, degenerativa.
Una conducta suplantada por medio de la Ley
y los mandamientos.
Más lejos,
más afuera que las estrellas-perdidas-fantasmas-esporádicas-y-desaparecidas sobre el río,
más afuera de la humanidad;
más afuera que el paisaje de humanos y maquinas rezando,
yace tu saliva,
y tu mierda,
la risa implacable,
por detrás de un insignificante agujero de luz.
Sos el magnifico rehén de la portada.