Cómplices del TAROT

publicado por forunkulo el 8.01.2018 / 22:37hs. en Ensayos

—¡Dije que me froto sus profecías por el pavo! ¿Podrán oírme los soldados del TAROT?

Las interferencias suben.

—El ejército de Buda los va a colgar a ustedes de las pelotas cuando caigan desde Beijing las controladoras remotas que los elevarán (por medio de lanza-cohetes) hasta la contemplación de un Yantra único tan alto como la cima. La cima más alta de las nubes. Todos verán el mismo Yantra. Volverán a ser las hormigas del hormiguero que fueron.

—¿Y qué carajo tiene que ver eso con el asunto de mis nervios?— pregunta LEA desde el sofá-cama de aire.
—No sé bien. A veces las palabras son recitadas por mi voz inconsciente; pero no soy de verdad consciente de lo que digo o siento.
—Hum. ¿Puedo preguntarte una cosa?
—¿Qué pasa?— pregunto intrigado.
—¿Alguna vez hablaste con el diablo?
—¿Hablar? ¿De qué forma?
—Claro. A los catorce años hablé con el diablo. Hice un pacto— dice frotándose su ojo reciclado. —Le vendí el alma al diablo. Pero nunca mas volví a tener noticias sobre como había funcionado la cosa. Supongo que mi alma no tenía suficiente valor y no hubo trato. Puede que algo de esto tenga relación con eso del inconsciente.
—No. De esa forma, solo hablo con mi conciencia— digo convencido.

Ya lo dije. Producto de todas estas enfermedades es que vivimos inundados de sahumerios: canela, naranja, citronella. La última hoja de marihuana fue quemada en el siglo pasado. Solo se propagó una burbuja de humo falso por los nodos de la RED. Nuestros cuerpos están confundidos, tal es así que hemos llenado el recinto de ORGONITAS esperando que la salvación irrumpa por la ventana (en forma de gato, o paloma mensajera). Vivimos al borde de un ORGASMO multitudinario. Posiblemente a eso le llamen APOCALIPSIS. Las ORGONITAS pueden capturar esos residuos de ondas electromagnéticas desconfiguradas y convertirlas en ondas SALUDABLES por los efectos del cuarzo y los demás minerales. Lógicamente, todos tienen alguna en su morada.

—Hay un inconveniente. Hay un inconveniente con respecto a aquellos dispositivos de radio y sus burgueses emisores de información. Tengo buenas noticias para ustedes. En ellos está concentrado el poder. Sus ondas enmascaradas en publicidades. Sus libros de auto-ayuda para soportar el dolor.

Los visionarios del futuro imposible podrán decir, con estas mismas incompletas palabras de MIERDA, que somos una mentira. CÓMPLICES. Esas analistas de computadoras cornudas y esbeltas, hermosas hasta ser desarticuladas por el movimiento pélvico de la burbuja, o mismo, aquellos estadistas hijos de puta. ¡Ahá ustedes!, que han estado midiendo números de mierda en conjuntos de súper-poblaciones enfermas bajo vaya uno a saber que configuración fraudulenta: van a señalarnos con el DEDO del CULO… van a decir, como portavoces del PLAN, que somos unos homosexuales, por ende, bajo ese alegato nos encasillarán por fuera de las fronteras que cubre el PLAN; y lo mismo harán con cualquier cosa viva-o-muerta-o-agonizante que se manifieste en contra. En contra de ustedes. En contra de su universo.

CÓMPLICES. Han construido torres de control para retransmitir ondas de teléfonos y televisión vacías y destructivas a través de lo que podría llamarse CAOS (pero sabemos que ni siquiera nos han permitido disfrutar del CAOS), y han llenado el espacio deliberadamente de androides-de-tipo-satelitales que se chocan unos contra los otros (generando una explosión nefasta en el panorama). Si creemos que la muerte nos acerca al SOL; pero la VIDA (durante algún tiempo) te ha mantenido en un estado de enfermedad, y completamente distanciado y aislado del SOL… y de su magnífica, brillante, contundente, gloriosa, excitante, y poderosa LUZ que sana, embriaga de serotonina, y da VIDA a esas cosas magníficas que te mueven por rededor de un punto medio nubloso (que apenas puedes descifrar). ¿Entonces para que creemos en el PLAN? ¿Para qué carajos creemos en el PLAN? ¿Para qué obedecemos a todas aquellas emociones que nos prohíben amar y morir con algo de descontrol (aunque sea como un esbozo de libertad)? ¿Qué carajo, entonces, nos quieren decir esas señales convalecientes sobre el PELIGRO? Y por último: ¿Qué carajo o cosa es el PELIGRO si no tengo lo que quiero? Si lo que quiero es tan hermoso que ni siquiera pude soñarlo.

—Bueno, esto es la antítesis al auto-control. —Las cosas auto-controladas funcionan de maravillas: no precisamente porque sigan un orden de dominó, sino porque están siendo arrastradas por instrucciones inscritas como mandamientos (leyes hermosas que rigen el movimiento de sus estrellas). Si buscas una solución rápida a tus problemas todos te guiarán por el camino del rebaño o cualquier otro trazado por su propio inconsciente. No te destrozes. No busques perfección. Cualquier cosa que mires o huelas tendrá aspecto u olor a la mierda de un establo si no buscas lo que amas; si no aceptas un poco las cosas en su forma con su VIDA o su VISIÓN cierta o incierta. Eso es todo lo que tienen para ofrecerte (en un entorno controlado) pero no es precisamente eso todo lo que pueden capturar tus brazos.

—Considera lo siguiente: alcanzar un sueño.

Las interferencias bajan.