Construcción Antagónica

publicado por forunkulo el 2.02.2019 / 1:11hs. en Ensayos

Parte primera (Introducción).

Creí que un Ser Humano debía convencerse ante todo a si mismo de toda idea que rondase por sus cabezas: su pensamiento debía ser una valla inquebrantable, a prueba de palos, látigos, ametralladoras, puñales, etcétera. Así nada ni nadie podría persuadirlo en su intento por conquistar su propio mundo interior… si algo le molestaba debía construir un nuevo vallado, otro, y luego otro por encima del anterior, así hasta el punto que solo asomen sus ojos a través de una ranura de su coraza, por donde él miraba… sin embargo, esto no le impedía mostrarse ameno o cortés con el resto del mundo… el mundo exterior, el mundo que yacía a sus pies y lo agitaba frecuentemente era quien lo acercaba a completar su propio diseño de si mismo. Su construcción antagónica implicaba un intercambio permanente.

Parte segunda (Lectura interior).

Quien cuestiona con fervor al mundo que le rodea, es a la vez impulsado a comprender por aquello mismo a lo que cuestiona, entonces ¿por qué habría de volverse en contra de él?. O por el contrario, ¿por qué se propondría cambiarlo?.
La idea que nos perseguirá hasta la muerte es la construcción de un pensamiento universal, lo que Pessoa bautizó como la maquina de hacer felicidad. ¿Por qué cuestionamos al mundo?. Por que deseamos que el mundo se asemeje a nosotros. ¿Y por qué no podemos cambiarlo?. Por que todos deseamos lo mismo. Entonces, ¿cómo podrás desarrollar un universo en el que todos los pensamientos fluyan en una misma dirección?.

Parte tercera (Las creencias).

Desde que nuestro destino ha sido sellado a fuego nuestra conducta sera modelada de acuerdo a los parámetros de la existencia, así nos volveremos un espejo del mundo: nuestra misión es fundar una nueva conciencia interior capas de hacer añicos los espejos… algo que podría alterar nuestra tarea, nuestro cometido, es la influencia de otras conciencias abocadas a infectarnos con la idea de un «pensamiento universal» pero en verdad nacida desde su percepción particular, la creencia de un nuevo sujeto robotizado que fluya en dirección al rebaño, sin capacidad de experimentar.

Parte cuarta (El amor).

Su criterio de construcción es de verdad imperceptible para el mundo que le rodea, a nadie ha de importarle lo que este ha construido dentro de si. Al cuerno con su mundo interior. Que se meta toda esa construcción por el pavo, decimos, eludiendo el problema y escapándonos… ¡buscamos un faro en el mar!… cualquier porquería que active nuestro motor por un rato. Estamos cansados de ser engañados por luces artificiales, pero nos enamoramos perdidamente de su frío y hielo. ¿Por qué?.
Siempre estamos inmersos en una búsqueda cruda y desobediente por encontrar amor, amor y amor. Esto, algún día, nos llevará a cuestionar la eficacia de nuestro vallado… ¿seremos realmente construcciones indestructibles?, nos preguntaremos entonces. ¿O acaso estamos condenados a morir por amor?.